Disputa argentino-británica sobre las Islas Malvinas e Islas del Atlántico Sur

El viceintendente Daniel Passerini encabezó una charla en el recinto de sesiones en que se hizo una introducción a los aspectos históricos, estratégicos, diplomáticos y jurídicos respecto de la importancia de las Islas Malvinas en la geopolítica del Atlántico Sur. El evento estuvo organizado por la Comisión Especial de Homenaje y Reflexión por el 40º Aniversario del Conflicto del Atlántico Sur en el marco del Día de la Soberanía Nacional.

“Hemos puesto en marcha una serie de acciones que para nosotros simbolizan el compromiso por esta causa y entendemos que es un orgullo como cordobeses y cordobesas sostener la memoria en alto y poner la soberanía como un valor fundamental en la construcción de nuestros derechos” dijo Passerini durante la presentación de la charla.

El viceintendente luego agradeció especialmente a los expositores a los que consideró “ilustres visitantes de hoy”. Participaron tres docentes especialistas y destacados académicos de la Facultad de Derecho de la UNC: Diego García Montaño, Luciano Pezzano y Eduardo José Pintore que también dicta clases en la Universidad Católica de Córdoba.

El concejal Alfredo Sapp dijo: “somos el único cuerpo deliberativo a nivel municipal que está llevando a cabo una actividad de esta naturaleza y esto nos tiene que llenar de orgullo y de satisfacción”; y agregó el objetivo de la comisión “no es solamente quedarnos en una cuestión conmemorativa y de homenaje, sino también de reflexión como dice el nombre de la Comisión en lo que tiene que ver con la problemática Malvinas sino también del Atlántico Sur”.

El doctor Diego García Montaño hizo una introducción y recordó que Argentina es el país de Latinoamérica que más veces se ha enfrentado con gran Bretaña; a la vez que enumeró las invasiones inglesas al rio de la Plata en 1806 y 1807, la usurpación de Malvinas en 1833, la Vuelta de Obligado en 1845 y finalmente en la Guerra de Malvinas de 1982.

Propuso sentir orgullo por nuestra historia y consideró que decir que las Malvinas son argentinas no es un cliché. “No es un cuestión emotiva simplemente, y desde el ámbito del derecho no se admite ningún tipo de discusión al respecto de la soberanía argentina sobre Malvinas” aseveró.

García Montaño le entregó al viceintendente Daniel Passerini un envase con tierra recogida en el cementerio de Darwin; a lo que el viceintendente agradeció profundamente y prometió transformarlo en patrimonio de la ciudad y para que sirva para militar la causa de Malvinas que definió como una “causa nacional que nos une a todos los argentinos”.

Por su parte, el doctor Luciano Pezzano participando por videoconferencia dijo que en la discusión actual sobre la materia se destaca el Principio de la Libre Determinación de los Pueblo como una de las normas del Derecho Internacional contemporáneo.

“La Argentina no desconoce el derecho de Libre Determinación de los Pueblos, ni tampoco la Libre Determinación como un derecho humano fundamental y está a la vanguardia del derecho de este principio” destacó.

Finalmente, el doctor Eduardo José Pintore profundizó en la Cuestión Malvinas y Cuestión Antártida y las vinculaciones jurídicas y geopolíticas. En ese sentido hizo referencia a los principios de contigüidad y continuidad, la teoría de los sectores, y al principio general del Derecho Internacional Uti Possidetis Iuris, es decir una posesión de derecho que Argentina sostiene desde 1810.

“La guerra de Malvinas de 1982 fue a mi entender la primera guerra por Antártida, por la importancia que tienen para el Reino Unido, Malvinas en su proyección hacia Antártida” opinó Pintore. Y agregó que la corona británica envió dos tercios de su flota ya que no estaba dispuesta a desprenderse de su enclave que le permite un corredor hacia la Antártida y hacia el océano Pacifico.

En el cierre del evento, Daniel Passerini se refirió a la causa Malvinas como “una lucha justa, es una lucha que hay que dar en el campo de la racionalidad y en el campo de la política porque sabemos que la violencia no conduce a nada”. “La sangre de nuestros héroes en tierras de Malvinas no ha sido ni será en vano” concluyó.