Comenzó el tratamiento del proyecto para la ampliación del predio Piedra Blanca

Hoy sesionó la comisión de Gestión Ambiental y Sostenibilidad que preside la concejala Natalia Quiñonez. Se trató el Proyecto de Ordenanza 9061/E/20 Declarando de Utilidad Pública y Sujetos a Expropiación inmuebles designados catastralmente como 32-10-001-005 y 32-10-001-004, inscriptos en la Matrícula N° 1707976 (11) y N° 156530 (11), respectivamente, destinados a la ampliación del actual predio de enterramiento denominado “Piedras Blancas”. Iniciado por el Departamento Ejecutivo Municipal.

Para referirse al proyecto participó desde la sede del Concejo, el Secretario de Gestión Ambiental y Sostenibilidad de la Municipalidad de Córdoba, Jorge Gustavo Folloni, y de manera remota las autoridades de la Corporación Intercomunal para la Gestión Sustentable de los Residuos Sólidos Urbanos del Área Metropolitana de Córdoba (CORMECOR), Julio Bañuelos, Jorge De Napoli y Hugo Pesci, y el asesor letrado Diego Tomaselli.

Al comienzo de la reunión el Secretario Gustavo Folloni informó la situación actual del Vertedero Sanitario Controlado de Piedras Blancas y presentó los fundamentos del proyecto de ampliación.

Sobre la premura en la expropiación de los inmuebles para la ampliación del actual predio, Folloni dijo que es vital y trascendente en materia ambiental para las veintitrés localidades de la provincia de Córdoba.

Posteriormente hicieron uso de la palabra las autoridades de CORMECOR, su presidente Julio Bañuelos comentó que desde el inicio de su gestión están trabajando arduamente y plantearon nuevas estrategias tomando como eje la urgencia y necesidad pública respecto a los procesos para el tratamiento de residuos sólidos urbanos.

Agregó: “Estamos frente a una problemática, porque vamos camino al colapso con el actual predio. Hay una incertidumbre en el plano judicial, una crisis económica y los tiempos son acotados”.

“Hemos charlado con autoridades de la Secretaria Ambiental de la Provincia. Descartamos la zona oeste al igual que la zona norte porque nos acerca a la ciudad. Por lo que optamos por la opción sur; estimamos que con la ampliación de estas 43 hectáreas tendremos varios años hacia adelante para operar con tranquilidad”, aseguró Bañuelos.

Sobre el proyecto de ampliación, los funcionarios detallaron los puntos a favor desde lo económico ya que se cuenta con las herramientas y los accesos necesarios y los predios actuales son propiedad del municipio, permitiéndoles operar de manera inmediata. Y desde lo ambiental afirmaron que cuentan con el asesoramiento de especialistas en proyectos de enterramiento e impacto ambiental.

Hugo Pesci brindó detalles de la ampliación: “Son dos parcelas que ocuparán 42,4 hectáreas, conservará los mismos ingresos y se alejará de los barrio de la Ciudad de Córdoba. La iniciativa propone una nueva fosa, con camino de acceso y fosa hidráulica para 5 millones de residuos cúbicos, pudiendo de este modo acortar la cantidad de residuos para enterrar”.

En la ronda de preguntas los ediles consultaron sobre: Las negociaciones con los propietarios de las parcelas; situación Judicial del Complejo CORMECOR; tasaciones de las parcelas a expropiar; habilitación de la Secretaria de Ambiente; reportes de Catastro y registro de las propiedades; tratamiento de olores y gases y Plan de cierre, clausura y post clausura del lugar.

El Proyecto de Ordenanza continúa en estudio para ser tratado nuevamente en la próxima reunión de comisión.


Situación actual del Predio Piedras Blancas

El mismo ocupa 66 hectáreas con fosas de enterramiento e instalaciones auxiliares (caminos, básculas de pesaje, planta de lixiviados, planta de tratamiento de CDR, playas de acopio de NFU y Residuos Industriales, talleres, depósitos, oficina del personal, estacionamientos, etc).

Presenta un ingreso promedio mensual de 60 mil toneladas; desde el inicio de su actividad en 2010 ha procesado más de 7 millones de toneladas de residuos sólidos; correspondiendo un 90% a la Ciudad de Córdoba y el resto a más de 20 municipios y comunas.

El inicio de las operaciones comenzó primeramente por un año, pero ante demoras en resoluciones judiciales se prolongó hasta la actualidad. En este momento tiene todas las instalaciones necesarias para su operación, presentando en este último año una mejora en el sistema de operación del enterramiento de residuos.

Y a pesar de su carácter temporal, cuenta con sistemas y planes de monitoreo de los parámetros ambientales, con el respectivo control de los organismos estatales y evaluación de riesgo ambiental a cargo; sumado al inicio de un proceso de adecuación a la Ley Provincial 10208, a través de la realización de una Auditoría Ambiental de Cumplimiento, que está en fase finalización.

Además posee las siguientes habilitaciones y permisos: Certificado de No Inundabilidad del Predio; Habilitación Municipal; Aprobación del Tanque de Combustible por la Secretaría de Energía; Permiso de Bomberos para Habilitación Municipal e Inscripción en el Registro de Residuos Peligrosos de la Provincia.