La Comisión de Servicios Públicos despachó hoy dos proyectos de ordenanza cuyo principal objetivo es “facilitar la movilidad de las personas no videntes o con disminución visual, facilitándoles la utilización y acceso a un servicio público como el de Taxis”, obligando a los taxistas o remises a darle “especial atención a la persona ciega o con disminución visual que forme un triángulo con su bastón y lo eleve al nivel del hombro. A través de esta señal la persona no vidente o con disminución visual podrá manifestar públicamente su intención de acceder a este servicio y los conductores de dichos vehículos a atender su demanda”. Uno de los proyectos fue impulsado por el concejal Lucas Cavallo y otro por el concejal Aníbal De Seta, ambos del bloque Juntos por Córdoba.También se aprobó un proyecto de ordenanza de la concejala Miriam Acosta, por el cual se impulsa derogar el límite máximo de velocidad de circulación de 40 kilómetros por hora establecido en el Código de tránsito para los motovehículos. En los fundamentos la edil considera “imperioso que la normativa municipal se encuentre en consonancia con lo preceptuado con el resto de la normativa municipal, dentro del mismo articulado, y con la normativa nacional, a la cual nos encontramos adheridos. Los motovehiculos deberán respetar los límites de velocidad, máximos y mínimos que se exigen, según al lugar donde se transite, sea en calles, avenidas, rutas, vías con semáforos, etc., conforme lo dispuesto por la legislación vigente”.

Finalmente se aprobó un pedido de informes impulsado por el bloque de UPC, referido a la vigencia de las licencias para conducir obtenidas con aterioridad al 1º de agosto del corriente.

DSC05978 - OK