La comisión de legislación general aprobó hoy por mayoría el nuevo código de convivencia ciudadana, que pasará a ser tratado en el recinto de sesiones.

Luego de varios meses de estudio del mismo, éste prevé entre otras cuestiones contemplar el derecho a la protesta con previa comunicación en tiempo razonable en cumplimiento con las garantías constitucionales. También se prevé sancionar a quienes obstruyen el tránsito en los corredoras sanitarios de la ciudad.

La implementación del código estipula la pirotecnia cero en un plazo progresivo salvaguardando los derechos adquiridos de quienes se encuentren ya en actividad al momento de su promulgación.

Crea una unidad económica municipal para la aplicación de las multas, siendo ésta 15 litros de la nafta del menor octanaje YPF plaza Córdoba, precio de venta al público.

Por otro lado, el nuevo código crea como sanción el trabajo comunitario en multas relacionadas al tránsito según la gravedad de las mismas. Un juez podrá poner una multa y a su vez también disponer del trabajo comunitario o talleres psicoeducativos en caso por ejemplo de sanciones a menores que porten alcohol, motociclistas que lleven menores, etc.

Además, en los operativos de control del municipio, en lo referido a infracciones con vehículos, ésta podrá subsanarse en forma inmediata, sin perjuicio de la sanción aplicada mientras dure el operativo. Por ejemplo, si un motociclista no llevara puesto el casco en el momento, se lo invitará a cese en su infracción y esperar a que alguna persona le acerque el casco para luego continuar circulando. En el caso de un automovilista que conduce alcoholizado, podrá ahora subsanar la infracción si conduce un tercero habilitado que se conduzca en el mismo automóvil y en condiciones. En conclusión, se pondrá la multa pero los municipales no se llevarán los vehículos, “lo que refleja la intención del municipio de que la sociedad aprende a convivir y no una intención de recaudar, evitando el vecino gastos de remoción y guarda”, expresó Lucas Cavallo, presidente de la comisión de legislación.

Se crearán zonas privativas comerciales para la circulación de carreros, en zona central no podrán circular, sí continuarán trabajando en los barrios para no generar trastornos en la fluidez del tránsito y se sancionará a quienes tiren residuos en lugares no autorizados por el municipio. Se se dispondrá para ello además de los puntos verdes, nuevos espacios transitorios para limitar el número de basurales a cielo abierto. Se les prohíbe por otro lado a los carreros transportar a menores en carros tirados por caballos. Los carreros podrán transportar restos de poda, escombros, etc en escala menos, pero tendrán prohibido transportar residuos peligrosos.

Otras de las cuestiones en las que se trabajó es en la sanción de remediación para faltas administrativas, en la creación de un fondo específico constituido por el 7% de la totalidad de multas para destinar a la difusión de las normas de convivencia entre otros fines y en responsabilizar a los padres o tutores de menores de 18 por las infracciones que cometan sus hijos.

El código contempla también habilitar la venta de energizantes en las estaciones de servicios y agrabar las penas en aquellos lugares públicos en donde se discrimine, pudiendo ser la sanción de hasta 180 días.

En el caso de los artesanos, recibirán una protección especial dada por la naturaleza de su trabajo diferente al que reciben aquellos que venden de manera ambulante mercadería en diferentes sectores de la ciudad.

Hoy participaron en el debate artesanos, secretarios del tribunal de cuentas y guarda ambientes entre otros. La aplicación del código está prevista para abril próximo, una vez promulgado.

CS6haacWEAAN4yK