La Comisión de Servicios Públicos, presidida por el concejal Gustavo Fonseca, recibió hoy la visita de funcionarios municipales para explicar proyectos del Ejecutivo, responder a preguntas de los ediles y opinar sobre iniciativas en estudio. En primer término participaron de la reunión el subsecretario de Ambiente de la Municipalidad, José Esteban Roca y la directora de Evaluación de Impacto Ambiental, María Alejandra Toya, quienes se refirieron al proyecto de ordenanza del DEM destinado a regular la gestión integral de residuos peligrosos en la ciudad.

Toya explicó que la derogación de la ordenanza de residuos que incluía la gestión de residuos peligrosos, y entre ellos los patógenos, dejó al municipio sin normativa para esta cuestión. “Se propone entonces sacar otra ordenanza para el seguimiento y control de los residuos peligrosos que tienen una alta incidencia en lo que hace a la contaminación ambiental”, dijo la funcionaria.

Respecto de una ley nacional para regular la gestión de estos residuos, Roca dijo que “hay contaminación dentro de la ciudad y hay competencias que no se pueden delegar. La Municipalidad debe tener funciones de control”.

Luego fue el turno del subsecretario de Tránsito de la Municipalidad, Pablo Farías, quien se refirió inicialmente al proyecto del bloque Fuerza de la Gente, que impulsa establecer la obligatoriedad a todo conductor de someterse a las pruebas para detección de intoxicación.

Si bien Farías consideró que el “alcohol es el principal factor de riesgo de siniestros en el país y que se trata de una droga obscenamente legal”, se opone a la tolerancia 0 de alcohol por considerarla problemática debido al abanico de posibilidades de que se produzcan falsos positivos. En cambio manifestó que debe regir la tolerancia cero de alcohol para motociclistas y choferes profesionales.

“La gente no toma alcohol sólo los fines de semana, lo hace todo el tiempo y Córdoba es el único distrito del país que tiene un médico en los controles de intoxicación. Cuando un automovilista pasa el control de alcohol pero se comporta como si estuviera borracho se procede con el test de droga, cuyos reactivos son muy caros”, agregó.

En cuanto al proyecto de Bloque Fuerza de la Gente de colocar una oblea con la “P” en los automóviles conducidos por principiantes, Farías dijo que se opone porque aún no se logra dilucidar “quien es el sujeto a proteger: si el principiante de la presión de los automovilistas o si los automovilistas frente a potenciales errores del principiante”. Razón por la cual merece discusión tal temática.

 

Todos estos proyectos continúan en estudio por la comisión.