A partir de una iniciativa del viceintendente Dr. Felipe Lábaque, el Concejo Deliberante de la Ciudad de Córdoba es zona cardioprotegida, ya que cuenta con los protocolos y dispositivos necesarios para la atención de una emergencia por paro cardíaco.

Ayer se llevó a cabo una capacitación para personal del Concejo que constó en instruir sobre cómo actuar en caso de emergencias cardiovasculares. Puntualmente, la capacitación tuvo como eje la utilización del desfibrilador externo automático, aparato electrónico portátil que diagnostica y trata la parada cardiorrespiratoria cuando es debida a la fibrilación ventricular o a una taquicardia ventricular sin pulso. Éste dispositivo (DEA) fue adquirido por el Concejo Deliberante, con el fin de poder brindar atención al personal que diariamente trabaja en el edificio, como así también a cualquier persona que transite por el Concejo, en caso de necesitarlo.

Esta actividad se suma a las constantes capacitaciones pertinentes en relación a la Reanimación Cardiopulmonar (RCP) que el personal ha tomado, brindadas por el capacitado personal de Defensa Civil Municipal.

“Me produce una alegría inmensa poder concretar ésta idea que yo tenía desde que asumí como Presidente del Concejo. Lo importante no es sólo contar con el equipamiento pertinente, sino con el acompañamiento del personal del Concejo quienes siempre se muestran dispuestos a capacitarse con compromiso en ésta temática”, expresó Lábaque.