La Comisión de Servicios Públicos aprobó por unanimidad el proyecto de ordenanza de cálculo de tarifas para taxis y remises, a partir de un estudio de costos que permitió determinar un incremento del costo del servicio del orden de un 23 por ciento. En los fundamentos de la iniciativa se aclara que para minimizar el “impacto de dicho porcentaje en el sector, se sugiere que el ajuste se lleve a cabo en forma escalonada, un 15 por ciento sobre tarifas a partir de la aprobación de este proyecto y un 7 por ciento adicional y acumulativo, a los 60 días de la entrada en vigencia de la nueva tarifa”.

Para los servicios diurnos, con la nueva minuta la caída de ficha para taxis será de $ 1,06, con un valor para la bajada de bandera de S 21,20 lo que implica un incremento del 15 por ciento respecto del precio actual del servicio. Para los nocturnos, el costo será de 24,38 para la bajada de bandera y de 1,22 la ficha.

La tarifa para remis será de $ 21,80 para el costo de acceso al servicio y de $ 1,01 para la caída de ficha cada 100 metros. La tarifa nocturna tendrá una bajada de bandera de 25,07 y 1,16 para la ficha.