La comisión de Deportes y Turismo, presidida por el concejal Santiago Gómez (ADN), recibió hoy a Pablo Adrián Giesenow, en el marco del proyecto presentado por los miembros de la comisión, para declararlo personalidad destacada, por ser ejemplo de superación y especialmente de resiliencia ante la vida.

Pablo Gliesenow sufrió un accidente automovilístico el 22 de enero de 2015, en el que perdió sus dos piernas, tras superar todas las adversidades hoy sueña con competir en los Juegos de Tokio 2020.

Respecto de la gran importancia que tuvo el deporte en su vida Pablo sostuvo: “Hacer deporte me ayudó a sobrevivir al accidente y también a volver a caminar. Pararse sobre las prótesis es difícil, requiere un proceso: primero usar un andador; luego, un bastón y después, bastones canadienses. No usé nada de eso, me pusieron las piernas ortopédicas, me tomé de unas barras paralelas y caminé de nuevo. En dos semanas, me dieron el alta definitiva desde el accidente y hasta mediados de septiembre estuve en silla de ruedas. Primero, hice rehabilitación con un kinesiólogo a domicilio y luego fui de lunes a viernes, tres horas por día a un centro de rehabilitación. La rehabilitación consistió en hacer ejercicios para fortalecer los abdominales, la espalda, los brazos, piernas, más ejercicios de equilibrio con pelotas”.

Además, el deportista dio testimonio sobre el apoyo que ofrece a gente que sufre amputaciones por accidentes, cuando va a visitarlos convocado por familiares a través de las redes sociales.

La comisión aprobó por unanimidad el proyecto de declaración.

Por otra parte, la comisión aprobó, por unanimidad, el proyecto para rendir homenaje a Rubén Darío Bustos, por su desempeño de tres décadas  en  la presidencia de la Federación Cordobesa de Natación, personalidad que se destaca por su gestión y contribución extraordinaria al desarrollo y a los logros deportivos nacionales e internacionales de la disciplina.

En los fundamentos, la iniciativa de Fuerza de la Gente, expresa: “Nuestra personalidad distinguida objeto de este reconocimiento se puso en la mochila una tarea de largo aliento, que tenía que ver con el crecimiento de los deportes acuáticos: nado sincronizado, saltos ornamentales, waterpolo, natación máster, natación y aguas abiertas y aún quedan pendientes disciplinas menos populares.

Su accionar está ligado a muchos méritos que no podemos dejar de destacar como su solidaridad, muchos eventos tenían como finalidad alguna causa social, su concepción federal de la disciplina con un grado de apertura hacia el interior, los clubes, las provincias y por sobre todas las cosas su compromiso con la inclusión de personas con discapacidad,  para facilitar el acceso y disfrute a esta saludable disciplina”.