Luego de escuchar las posiciones de todos los sectores involucrados durante varias reuniones, la Comisión de Servicios Públicos, que preside Gustavo Fonseca (Juntos por Córdoba), comenzó hoy a discutir punto por punto el proyecto de ordenanza de nuevo marco regulatorio para el servicio de taxis y remises, tomando como base la iniciativa 6708 presentada por el propio concejal Fonseca.  A lo largo del debate los concejales analizaron las definiciones del sistema, considerándose aspectos tales como que cada agencia tendría una capacidad máxima de 700 vehículos y que un agenciero sólo podrá disponer de una agencia, o que la antigüedad de los móviles será de cinco años (hoy se extiende a 10 años y seis meses), con prórroga de dos años. “La intención es la de incorporar autos 0 km y mejorar la flota, pero también entendemos que debemos ser flexibles y se podrían incorporar al sistema autos usados de no más de dos años de antigüedad a través de sistema de leasing”, dijo Fonseca en este punto.

El proyecto, que se considera en conjunto con otras iniciativas similares, contempla, entre otros puntos, que los motores sean de 1.400 cc para nafteros y GNC y 1.500cc para diesel, o potencias superiores a 85 cv para motores nafteros y 75 para los diesel, que los móviles incorporen los sistemas de seguridad y radiotransmisión que disponga la autoridad competente y sistemas de pago alternativos al efectivo, entre otros aspectos.

La discusión proseguirá en la próxima reunión de la comisión.