La Comisión de Legislación General, que preside el concejal Lucas Cavallo (Juntos por Córdoba), contó hoy con la presencia del Dr. José María Pérez Corti, relator de la Sala Electoral del TSJ Abogado, Magister en Partidos Políticos, Administrador de Proyectos con experiencia en administración y justicia electoral, quien fue invitado para que expresara su opinión sobre los proyectos de reforma política en tratamiento, tal como ya lo hicieran anteriormente los doctores José Palazzo y Jorge Gentile.

Pérez Corti, dijo que revisó proyectos de reforma de la COM y del COE, identificó lineamientos generales como la cuestión de género, una intención de rediseño del organismo electoral y la implementación de las primarias simultáneas, abiertas y obligatorias a nivel municipal.

“La cuestión de paridad de género es un debate instalado en todo el país y que la ciudad si bien no lo tiene en la COM el constituyente lo reguló y puso un máximo del 70 por ciento de uno u otro género, pero después impuso que la proporción debe garantizar la inclusión de un candidato de distinto sexo cada tres. El dilema es si debe reformar o no la COM, no creo que sea necesario reformarla por más que haga ruido”, expresó.

A su vez, también, dijo: “No veo la necesidad de encerrarse en un número sino como reglamentar que en el 70-30, según cuál sea la combinación, se garantice que hombres y mujeres tengan garantizados sus cargos. El objetivo de esto es garantizar el acceso de la mujer a los cargos, pese a que no se habla de género”.

“La COM propone un artículo interesante y flexible, que en su segundo párrafo habla de garantizar no de obligar, lo que debo garantizar es uno de cada tres. Garantizar el 1-2 es un piso, hasta el 70 es un techo, entre ese piso y ese techo Córdoba puede decir que no discute más 50-50 y solo tengo que garantizar que la representatividad sea efectiva y no simbólica en las listas. Hay que combinar estas tensiones para que puedan satisfacerse mutuamente. La aplicación debe ser razonable no matemática en política”.

Con respecto al Código Electoral, y respecto de la conformación del padrón dijo que “hay tres padrones nacional, provincial y municipal, según el código, pero es una ficción. Porque hacer un padrón conlleva demasiados recursos. Además hay padrones con mucha inflación por la falta de consignación de bajas y en ninguna elección hay igual cantidad de votantes. Lo mejor que podría pasar es tener un Padrón Federal, y coordinar para abastecernos con ese registro”.

Sobre el tema de la votación de los menores de los 16 años, Pérez Corti dijo: “Los proyectos en estudio dicen que no están obligados a votar. El padrón no cambia, no hay desajustes”.

Con respecto al proyecto que propone la creación de un Juez Electoral, Pérez Corti considera que un “Tribunal electoral es un órgano electoral que lleva adelante los procesos electorales, algo que no podría quedar cerrado en un solo decisor”.

En cuanto a las PASO las definió como “un instrumento que le ha dado orden a la elección general, pero les falta garantizar la representación de minorías. No debe ser un instrumento según el cual el que gana se lleva todo”.

También hizo notar que la ciudad no tiene “una ordenanza que rija los partidos políticos. No hay un régimen municipal”.

Respecto la polémica existente sobre la remoción de Jueces de Faltas, debido al debate sobre cómo se deben interpretar los artículos 101 y 102 de la COM, sobre su designación y remoción, el especialista dijo: “Los dos artículos son claros, uno pone mayoría agravada y otro no. No me gusta porque genera los problemas de hoy. Si tuviera que tratar de zanjar no sé si exigiría los dos tercios para la remoción. Los jueces de Faltas no son jueces de la Constitución, son jueces que cumplen funciones asimilables a los jueces por eso sus decisiones necesitan de control judicial. Hoy la construcción del debido proceso y la tutela administrativa es mucho más rica y protectora de los derechos que en 1995. Hay que darle a la norma una interpretación actual. Se habla de acuerdo del Concejo Deliberante y no da porcentajes, hay un bache. La reglamentación está abierta, hay una puerta abierta. Todos sabemos que todo discurso tiene un objetivo político y hay diferentes interpretaciones de estos artículos. No veo límites para una reglamentación”.