La Comisión de Desarrollo Urbano, presidida por el concejal Juan Balastegui, recibió hoy al ingeniero Fernando Boiero, especialista en la reutilización de aguas residuales, quien se refirió al proyecto en tratamiento que impulsa el concejal Lucas Cavallo (Juntos por Córdoba) y que tiene por objeto regular “la incorporación de instalaciones y mecanismos de ahorro de agua en edificios, para reducir el consumo y hacer un uso racional y eficiente del recurso, propiciando que en cada actividad que requiera el consumo de agua, se debe destinar la cantidad estrictamente necesaria con la calidad y características que correspondan al uso a que se destine”.

En este sentido, en los fundamentos del proyecto del concejal Cavallo, se sostiene que por lo tanto “es importante comprender la diferenciación del agua en función de su idoneidad para el consumo humano, entendiendo que existen usos (riego de espacios verdes, descargas de depósitos de inodoros, limpieza de vehículos y veredas) que no requieren estas características”.

El ingeniero Boiero consideró que es muy importante se aplique esta iniciativa que ya está en uso en lugares con poca disponibilidad de agua como en Cuyo. Explicó que integra una empresa que hace tres años y medio desarrolló un sistema de tratamiento de aguas grises (agua residual doméstica procedente de duchas, lavamanos, bañeras, pileta de lavaderos y lavarropas), y que ya está trabajando sobre un sistema para el aprovechamiento de aguas negras, como parte de “una tendencia mundial al reuso del agua”. Tanto el especialista como el concejal Aníbal de Seta, consideraron que desde que la Provincia “habilitó el uso de estos tipos de agua, es una buena oportunidad para el tratamiento de proyectos como éste” que apuntan al cuidado del medio ambiente.

Posteriormente la comisión aprobó los pedidos de informes del concejal Marcelo Pascual (Frente Federal de Acción Solidaria), el primero referido a obras aledañas al Mercado Norte, y el segundo sobre obras de infraestructura en Barrio Villa Revol.