El viceintendente de la ciudad de Córdoba, Felipe Lábaque, junto a los concejales Santiago Gómez (ADN) y María Josefina Almada (Fuerza de la Gente) y funcionarios del Concejo Deliberante le entregaron en mano a los dueños del Café de la Plaza, un cuadro y copias de la ordenanza aprobada por el cuerpo deliberativo por el que se declara sitio de Interés Cultural al tradicional bar ubicado en la esquina de Mariano Fraguiero y José Baigorrí de Alta Córdoba. También estuvo presente el ex jugador de Atenas Bruno Lábaque, emblema del equipo ateniense en la última década.

En una reunión que trascendió los límites de la formalidad, Marcos, María Soledad y Raúl Lescano, los dueños del bar, recibieron a Lábaque y los funcionarios del Concejo y el acto de entrega de la ordenanza terminó siendo un intercambio de anécdotas, recuerdos y un resumido relato de la historia del mencionado establecimiento gastronómico que, por decoración, trayectoria y servicio ya es parte natural de los cordobeses.

El tradicional bar al que la mayoría de los cordobeses conocen como el bar de la plaza de Alta Córdoba, fue declarado de sitio de interés cultural por iniciativa de los concejales del bloque ADN.
El bar nació en el año 1935 con el nombre de Goyesca, después se llamó Dos más Dos y desde hace 18 años se lo conoce con el nombre de Café de la Plaza.